Cullera es un municipio español, perteneciente a la Comunidad Valenciana y está situado en la comarca de la Ribera Baja.  Junto al Mar Mediterráneo a 38 kilómetros de Valencia Capital.  Con una población de más de 23.000 habitantes.

El punto de Misión de Cullera es el resultado del testimonio dado por hermanos de la iglesia Evangélica Bautista de la Calle Sueca  (Valencia). Por muchos años este punto de misión ha tenido sus períodos de crecimiento y también de decrecimiento.  Durante el tiempo que hemos podido acompañar en esta obra nuestro trabajo se ha centrado en:

  • Planificación y organización
  • La Predicación
  • Enseñanza
  • Pastoral, Consejería y Visitación.
  • Mantenimiento de grupos pequeños o células
  • Discipulado a personas nuevas
  • Discipulado y formación de liderazgo.

Durante los años que hemos compartido en este lugar, la Iglesia Evangélica de Cullera se convirtió en nuestra comunidad de fe donde hemos podido compartir con un grupo maravilloso de hermanos nuestra fe, nuestras luchas, pruebas y dificultades, celebrar nuestras victorias y continuar creciendo espiritualmente.

La Iglesia Evangélica de Cullera es una iglesia que celebra la diversidad multicultural. Personas de diferentes regiones de España y de diferentes naciones se unen y celebran que JESUCRISTO ES EL SEÑOR.  España, Alemania, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Honduras, El Salvador, República Dominicana, Paquistán, Nigeria, Rumanía, Suiza, son entre los países representados entre nuestros miembros en esta singular comunidad.

Gracias por recibirnos, aceptarnos  y permitirnos servir estos años…

Estarán por siempre en nuestras mentes y corazones.

9 Después de esto miré, y apareció una multitud tomada de todas las

naciones, tribus, pueblos y lenguas; era tan grande que nadie podía contarla.

Estaban de pie delante del trono y del Cordero, vestidos de túnicas blancas y

con ramas de palma en la mano. 10 Gritaban a gran voz:

«¡La salvación viene de nuestro Dios,

que está sentado en el trono,

y del Cordero!»

Apocalipsis 7: 9-10 NVIImagen